Archivos de Etiqueta: james sallis

literatura

‘Drive’ (el libro)

Ignoro hasta qué punto puede influir que ‘Drive’ (la película) incremente las ventas de ‘Drive’ (el libro). En mi caso, por ejemplo, sí ha influido: el mismo día que ví la película me hice con la obra de James Sallis.

‘Drive’ (el libro) no es mejor ni peor que la película: simplemente profundiza más, pero tampoco es tan diferente. Algunos diálogos, por ejemplo, están calcados de la obra de Sallis. Algunos planos también. El libro, de hecho, es tremendamente cinematográfico. Describe algunos planos a la perfección, habla incluso de los neones que salen al principio de la película, y Driver, el personaje principal, muestra el mismo hieratismo, silencio y chulería que en ‘Drive’ (la película). Eso sí, en el libro la banda sonora es el jazz, y no la electrónica (la ambientación, de hecho, se acerca más a la novela negra americana de los 40 que al presente, por más que las referencias sociopolíticas sitúen la obra en esta época).

Gracias al libro podemos conocer algo mejor el pasado de Driver, sus motivaciones y por qué actúa como lo hace. Poca cosa más aporta. Eso sí, los diálogos son memorables.

¿Entretenida? Sí. ¿Olvidable? También. Se lee de una sentada (a mí me ha durado una noche) pero tampoco se va a convertir en una de mis novelas de cabecera.

cine música

‘Drive’

No me gusta ver una película de estreno condicionada por las críticas, así que me he tenido que dar brío para ver ‘Drive‘, porque en las últimas semanas ha sido imposible hablar con alguien sin que comentara la peli o abrir una web en la que no la reseñaran (lo que nadie me había dicho es que salía Ron Perlman, de ‘Sons of anarchy‘: de haberlo sabido la veo antes).

No contaré nada del argumento, sólo diré que hay dinero, persecuciones, muertes… y carretera, mucha carretera y mucha conducción nocturna por ciudades fantasma (a mí, que no sé conducir, me han entrado unas ganas tremendas de coger un coche).

La película es espectacular: pocos diálogos, pocas palabras de más, estética ochentera (¿soy la única que cree que la peli se dirige a quienes crecimos en esa década?) y una banda sonora espectacular de la que ya hay quien ha hecho listas para Spotify.

La grandeza de ‘Drive’ es que dispara directamente al factor emocional, a lo estético, a lo sensorial. Aunque no está ambientada en el pasado, es un gran ejercicio de nostalgia.

Aprovechando que el libro de James Sallis en que se basa está a 3$, me lo he comprado (quiero comprobar si, en este caso, la novela también es superior a la película o, si por el contrario, sucede como con ‘El Padrino‘). Hace sólo unos días me decía un amigo que ‘Drive’ es ya una cinta de culto: no me cabe duda. Además apuesto a que en breve veremos por las calles chupas con escorpiones en la espalda.

Aquí dejo un vídeo homenaje que han hecho Tom Haugomat y Bruno Mangyoku que capta muy bien el espíritu de la película y que al menos no es el típico tráiler.

P.D. La versión americana del DVD ya está a la venta. Si alguien me la quiere regalar, me dejo.