Archivos de la Categoría: fotografía

fotografía periodismo sociedad

Realidad vs. titulares

Que la realidad no te estropee un buen titular, que suele decirse. Y a falta de fact-checkers y con el cuento de que una imagen vale más que mil palabras, basta una foto sacada de contexto, un pie de foto tendencioso (a veces ni eso) y unos cuantos retuits para convertir mentiras en verdades incuestionables. Y pobre del que ose discutirlo. Pasaba hace unos días con la foto de las periodistas iraníes sentadas en el suelo por falta de espacio (el comunicado se tuiteaba casi de pasada y de tapadillo), sigue pasando con la imagen del pobre indígena que llora porque su tribu pierde sus tierras a causa de la construcción de una hidroeléctrica (el reportaje fotográfico completo y la verdadera explicación, aquí) y sucede hoy con la familia de Will Smith horrorizada por la actuación de Miley Cyrus… ¿o era  Lady Gaga?

fotografía

El niño de la foto de Kevin Carter

La de arriba es una de las fotografías que más me ha obsesionado siempre. Aún lo hace, y ahora que leo ‘House of leaves’, es una imagen recurrente (hasta aquí puedo escribir sin contar ‘spoilers’). Es una fotografía que además viene a la cabeza siempre que alguien se cuestiona los límites del fotoperiodismo, qué mostrar y qué no, y de hacerlo, cómo, si se puede evitar la tragedia o si retratarla sirve para despertar conciencias (ahora que todo se ve en tiempo real, viralizado o en medios oficiales, otra pregunta: ¿cuál es el papel del fotoperiodismo?). Kevin Carter, el autor de la fotografía, terminó suicidándose poco después. El niño se llamaba Kong Nyong, y no murió devorado por el buitre, sino por fiebres causadas por el paludismo. Hoy me he reencontrado con esa historia en Le Monde, que dedica el verano a recuperar y analizar fotografías míticas, muchas de ellas de conflictos bélicos y humanitarios , contraviniendo esa estúpida creencia de que el verano es para los contenidos “ligeros”, y que en esta ocasión ha optado por contar con todo lujo de detalles la búsqueda de aquel niño que logró escapar del buitre por parte del fotógrafo Alberto Rojas, un niño que marcó la vida de Kevin Carter, y que abrió un debate que parece imposible cerrar.

fotografía

Instagram: territorio gatuno

Estoy (mal)estrenando Instagram y lo de los “selfies” lo esperaba, pero jamás habría imaginado la sobredosis de gatos, los primeros planos de dedos agarrando el bote de laca de uñas a juego, los cafés con corazones dibujados en la espuma, la ingente cantidad de comida, los atardeceres, los colgantes de Etsy, la explosión de colores pastel… Lo peor es que terminaré cayendo en alguno, si es que no he caído ya en un cliché que aún se me escapa. “Originalidad 2.0”.

fotografía

Adiós, Polaroid

Mi cámara Polaroid ha muerto después de casi tres años. La última vez que pude usarla fue en Berlín. Murió en acto de servicio. He intentado, sin éxito, ‘resucitarla’ de todas las formas posibles.

La echaré de menos.