Resistir… ¿y luego qué?

Leo dos posts hoy, uno de Sonicando y otro de La Chica Friolera, y los dos hablan de lo mismo: resistir. Hablan de lo que hablan todos mis amigos: la crisis, salir adelante, huir de aquí o quedarse, de irse, a dónde, cómo, para qué. Para huir, está claro. Ya tengo muchos amigos que han huido, intuyo que de aquí a dos años pocos serán los amigos que queden aquí. Y quienes se fueron antes de que empezara todo esto, no van a volver. No, al menos, a corto-medio plazo.

«La esperanza es lo último que se pierde», te obligan a repetir como una letanía cuando creces. Pero la esperanza, intuyo, abandonó el barco de muchos hace tiempo. Se suponía que la cosa iba a ir a mejor. Que era cuestión de tiempo. Ya va para cinco años desde que quebró Lehman Brothers. Y no veo salida. Ni futuro. Hace unos años, no tantos, podía fantasear con mi futuro. Ya no. Vivo en un presente continuo.

Es curioso. Esta noche soñaba que tenía que elegir entre el amor de mi vida o el trabajo de mi vida. Elegía el trabajo. Hace unos años, sin duda, habría pensado «que ya llegará otro trabajo», que lo importante son las personas, que bla, bla, bla. Ya lo dije una vez, ha cambiado el paradigma, y con él las prioridades.

Resistir, sí, pero después, ¿qué? ¿Qué nos aguarda la vuelta de la esquina? Miedo me da.

3 Comentarios

  • 26/02/2013 - 9:24 | Enlace permanente

    El tema este de «la esperanza» y de «resistir» tiene un problema: ¿Cuando vamos a atacar? ¿Hasta cuando vamos a esperar?

    La única forma de que este país tenga futuro es atacar sus males. La resistencia a día de hoy no sirve de nada: nos han privatizado hasta la barricada.

  • 26/02/2013 - 9:25 | Enlace permanente

    Carolina, siempre me dejas un sabor de boca raro.

    Escribes genial, pero estas columnas «medias» se me antojan que algo más largas y sustanciosas serían la leche :D

    • carolina velasco
      26/02/2013 - 9:32 | Enlace permanente

      Ay, hay días que no estoy para chicha, y cuando tengo tantas dudas, más aún…

  • Comments are closed.